Y dale con los especialistas…

¡Y Seguimos!IMG_20140313_122746

Seguimos pidiendo especialistas y  parcelando las respuestas. Seguimos exigiendo expertos en esto o en lo otro cuando lo que deberíamos pedir es que los docentes sean unos técnicos y expertos en su materia, la enseñanza, y por lo tanto, en superar las dificultades de aprendizaje.

“Aquí todo se arregla quitándome a niños de encima y quedándome en la clase con 20 estatuas que deben hacer su trabajito con el libro de texto calladitos durante cinco horas y sin molestarme a mi, que tengo la estufita al ladito de mi mesa… que para eso de educar ya están las familias.” Típico eso de “de aquí, la PT se podría llevar a 15…”

Me cabrea ver como día a día los docentes ponen excusas sobre el trato o atención que debe recibir un determinado alumno que tiene una etiqueta puesta. Los docentes debemos ser especialistas en el tratamiento de las dificultades de aprendizaje porque si no lo hacemos, ¿de qué somos profesionales? No se me ocurre una profesión donde uno  pueda evadirse de superar los problemas que conlleva su práctica diaria. Es como si un médico solo tratara a las personas sanas… ¡Para eso nos hemos formado!

No digo que debamos eliminar a los especialistas en Pedagogía Terapéutica, se les necesita en su justa medida, para atender a una reducida población escolar y este campo exige de una personalización de la enseñanza evidente, pero me parece que la solución no es seguir dando los palos de ciego que llevamos casi cuarenta años dando  ¿Todavía no nos hemos dado cuenta de que esto no funciona de esta manera?

Imagen: La escuela. Gracias a Julián Oslé, que me llevó a la exposición de fotografías del Cádiz antiguo expuestas en la Casa Pinillos.

Anuncios