¡Imparable!

Tengo la inmensa suerte de trabajar en una profesión que me apasiona. Desde hace unos años estoy disfrutando plenamente de mi trabajo y considero que mi aprendizaje y proceso de madurez personal está dándome satisfacciones diarias en mi aula, con mis alumnos y alumnas. Es emocionante enredarte en nuevas tareas con veintiséis cabecitas inquietas que se involucran en cualquier proyecto que se les propone. Es maravilloso ver cómo exponen sus conclusiones, cómo presentan sus resultados, cómo trabajan cada día mejor en equipo y se organizan para meterle mano a las actividades de cada proyecto.

Creo en la educación pública, la mejor, la más social, la más equitativa y la más acogedora. Soy un firme creyente de que es necesaria una gran dosis de vocación para ejercer esta profesión. Evidentemente, nunca he pertenecido al Plan de Calidad con el que se dilapidó una gran cantidad de dinero en la educación pública, dinero que tantos boquetes podría tapar ahora. Creo en la inclusión como metodología y cada día estoy más volcado en el planteamiento de tareas competenciales para desarrollar el currículo.

Intento formarme cada día, estar al tanto de experiencias educativas de éxito y copio todo lo que creo que puede ser atractivo para la chavalería. Sigo a mucha gente muy interesante en blogs, redes sociales, webs… y procuro aprender para poder ofrecer lo mejor de mi mismo a mis “clientes”.

He participado activamente en la puesta en marcha del proyecto escuelatic 2.0, del que he aprendido una barbaridad. Creo que la dotación de materiales y recursos y en las inmensas posibilidades que esto nos ofrece hoy en día en el ejercicio de nuestra profesión. Creo que tenemos que aprovecharlos. Tenemos el derecho y la obligación de usarlos. No entiendo, cómo todavía hoy nos encontramos ante tanta resistencia a usar estos medios, tan presentes en la vida de nuestro alumnado, por una parte de un profesorado que eso sí, cada vez es más reducida.

Nos encontramos inmersos en un cambio metodológico que terminará imponiéndose a medio o largo plazo. En los últimos años he disfrutado con las cosas tan bonitas que la chavalería ha  hecho trabajando con las TIC, (aquí hay algunos ejemplos) incluso hemos trabajado coordinadamente con otros centros educativos como cuando lo hicimos con el curso de Mar Serón, (Málaga) con el proyecto Novelas compartidas y con el grupo de Cipriano, (Jaén) cuando trabajamos la Prehistoria. Dos ejemplos; dos proyectos que han tenido una repercusión bastante importante en los foros educativos y que han sido muy enriquecedoras a todos los niveles. Seguimos participando de todo aquello que nos puede enriquecer y contamos con el apoyo (fundamental) de las familias en este empeño, pero ahora todo es mucho más complicado, por no decir imposible.

153709057_b3079e13d7
Piedras en el camino

En mi cole ya llevamos ocho meses sin conexión a internet en las aulas. Ya no es cuestión de si hay dinero o no lo hay. ¡Lo hay! Hablamos de educación. No encuentro excusas para que esto no esté solventado ya de una vez, porque estamos limitando la educación de un grupo de chavales que tienen derecho a disponer de los mejores materiales y recursos.

Quisiera dejar clara mi admiración por el trabajo que efectúa el CGA, y la gente que está a pie de obra en la Consejería de Educación. Atender a una comunidad tan grande como algunos países europeos no es nada fácil siendo los recursos tan limitados para tanta incidencia: equipos obsoletos, malas conexiones, escaso mantenimiento de aparatos y medios, una desastrosa gestión (en muchos centros) de los recursos…

Ofrecemos una educación mermada. Estamos en unas condiciones de inferioridad de las que ningún sindicato se ha hecho eco. Ninguno ha aparecido por la escuela, al menos que yo sepa, ni ha hecho alguna propuesta de intervención. Estas son malas condiciones laborales, que es de lo que se supone que deberían ocuparse, que es para lo que están, si es que están…

En todo este montón de mierda que nos rodea, con comisiones por cursos de formación, por deudas bancarias, por malas gestiones locales, por el despilfarro de una administración gruesa con Diputaciones Provinciales y otros entes más o menos inútiles, concretamente en Andalucía, que estemos como estamos no tiene explicación comprensible. ¡Andalucía imparable! ¿No era ese el lema? La cuestión no es cómo estamos, sino cómo deberíamos estar. Y cuando piensas en ello, cuando imaginas como debería ser la cosa, entonces,… entonces es cuando te vuelves a dar cuenta de que te están volviendo a robar a ti y sobretodo a ellos, a los chicos y chicas que son el futuro de nuestra tierra.

Mis niños, sí, mis niños… se merecen poder trabajar con los recursos adecuados en clase.

Anteayer, en la enésima reunión para ver qué posibilidades hay de una solución que nos permita mejorar nuestra situación, mi compañero de ciclo ha propuesto poner una esquela en el perfil de facebook del colegio, lo que me ha recordado lo que ya hizo el San Walabonso hace años.

Hay prioridades. La educación, la sanidad y la justicia lo son. Luego viene todo lo demás.

Seguimos…

Image: ‘trocha-real-gredos (25)
http://www.flickr.com/photos/53763120@N00/153709057
Anuncios