Reflexiones desde un congreso

#Nuevcartel-4_definitivo_pequeosModelosEducativos ha sido el hastag que hemos usado mientras se ha desarrollado el congreso provincial celebrado en las instalaciones del hotel Barrosa Park de Chiclana a finales de Noviembre de este año. Un congreso que ha disfrutado de una organización brillante gracias a una actuación conjunta de los cuatro centros de profesores de la provincia de Cádiz y de un ramillete de asesores y asesoras que hacen un inmenso trabajo de gestión, de establecimiento de contactos, selección de recursos y ponencias…

Comenzó fuerte, con un Fernando Trujillo que describió, simulando contar un pregón, a María, una docente con mucha suerte, que iba pasando por diferentes centros educativos andaluces de los que iba mamando y aprendiendo. Fernando hablaba de la cantidad de docentes, de centros, de ideas y de trayectorias que son dignas de conocerse y de aprenderse y que están más cerca de lo que creemos. Hablaba de centros Finlandia. Pasaron después por el atril diferentes perfiles profesionales; Entre otros,  Carlos Magro, Mª Dolores Prieto, Francisco Imbernón, Ángel Fidalgo, Nuria Sánchez, representando la labor de los centros concertados Mare de Déu, David Durán, José Mª Ruiz y su magnífico proyecto en el IES Cartima… y terminó, brillantemente, con Miguel Ángel Santos Guerra.

De las hojas de apuntes que me he traído a casa destacaría las siguientes ideas, que  no son necesariamente nuevas, no necesariamente originales, seguro que tampoco serán las únicas o todas las que se han dado, pero sí con una carga didáctica y social brutal y que mantengo en mi cabeza como una lista de tareas que autoimponerme y revisar.

  • Hay que dar visibilidad a lo que hacemos. Fundamentalmente porque es una medida de valoración personal y de reflexión de lo hecho. Nos ayuda a mejorar.
  • Optimismo realista y optimismo crítico. El optimismo es algo intrínseco al acto de educar.
  • Cualquier cosa que imaginemos del futuro se va a parecer mucho a lo que ya conocemos y va a mantener un paralelismo con nuestra experiencia y lo que hemos vivido. Lo verdaderamente genial es lo que se aparta del conocimiento general y hace algo nuevo, totalmente nuevo. Lo demás son versiones de algo que ya está inventado.
  • Toda innovación no es, por el simple hecho de proponerse, algo bueno en el campo de la educación. Existen propuestas de éxito y otras que no conllevan un buen destino. El conocimiento de la chavalería, de sus ritmos de aprendizaje, de la pedagogía y del contexto en el que trabajamos es fundamental.
  • Todas las estrategias de aprendizaje son las mismas que se plantearon hace ya años y décadas. Kilpatric, metodologías de proyectos es de 1920. Trabajar compartiendo y colaborando, las dinámicas de grupo, las técnicas de trabajo en el aula ya están ideadas hace tiempo, ya están en nuestro conocimiento.  Lo que ha dado un giro enorme a todo el proceso ha sido la posibilidad de hacer que tenemos ahora con las nuevas tecnologías. Las tecnologías han potenciado esas estrategias.
  • Los docentes que ponían diapositivas “manualmente” o proyectaban películas documentales a su alumnado en la época de los setenta son los que hoy en día siguen apostando por la tecnología en el aula.
  • Nos hemos vuelto acomodados. Hoy, que tenemos el mayor potencial de la historia par poder interactuar, conectar, comunicar… nos hemos quedado en la silla del docente acomodados en el paso del día a día sin invertir en el futuro a largo plazo. Se han abandonado muchas aspiraciones y grandes retos. Aunque se insiste en que los centros son los motores del cambio, los verdaderos motores son los equipos docentes liderados por uno, o varios “francotiradores” que movilizan al resto de la tropa.
  • Docente implicado = docente con grandes aspiraciones. A menudo, los docentes implicados suelen decir frases como “Tenemos la mejor profesión del mundo”, lo que se contrapone a lo que los docentes “aletargados” suelen decir; “hemos sobrevivido a otro día…” ” Yo no pienso heredar la escuela”
  • Cinco tipos de respuestas para los que no quieren apoyar el cambio. La herencia, la edad, eso ya se hizo, no me pagan para eso y déjalo, ya se cansará… todavía es joven y todos empezamos con muchas ganas. ¿Quién no las ha oído alguna vez?
  • Los centros punteros tienen una característica común. Huyen del libro de texto como referente. Solicitan ordenadores, tabletas, buena conectividad como base de sus proyectos. Es una pena que Andalucía no ofrezca esa posibilidad a los centros que así lo quieran. Es una propuesta que debería hacerse formalmente por los sectores o grupos que tienen fuerza para poder hacerlo.
  • Enseñar y aprender son dos actos íntimamente relacionados.
  • Contraponer ideas frente a otras; innovación frente a estancamiento, tareas frente a ejercicios repetitivos, blanco frente a negro, es una idea generalizada. No entiendo por qué ha de hacerse eso. Se evalúa por competencias o se evalúa por contenidos. ¿Por qué no conjugar ambas ideas?
  • La docencia debe ser una tarea compartida. La enseñanza entre iguales es una de las opciones que mejores resultados ofrece y además se convierte en el único medio para posibilitar una educación integrada y sobretodo, inclusiva.
  • Anticipar contenidos a un grupo y procurar después una formación en cascada es una estrategia favorecedora de un proceso de aprendizaje y de socialización muy importante.
  • Somos los responsables de la poda neuronal que se hace en el cerebro de nuestro alumnado.  No matemos a la creatividad ni limitemos los caminos que podemos seguir. Los desarrollos cerebrales hacen que sea necesaria la diferenciación de estrategias de enseñanza entre niños y niñas.
  • Otras cosas:
    • Hay que hidratarse.
    • Y hay que practicar el equilibrio. Y los movimientos oculares.
    • Según Imbernón, todos los males del sistema educativo son debidos a las ideas de la derecha, por tanto, en Andalucía vamos de p…. madre.
    • Se puede tocar el violín sin saber música.
    • Los chicos y chicas tienen procesos cerebrales distintos. Hay que tenerlo en cuenta en las estrategias que planteamos. El criterio de clasificación de los chicos y chicas por edad es un criterio más. Podríamos escoger cualquier otro.
    • ¡Qué difícil es definir el concepto de silla!

Una queja…

El nivel de las presentaciones. Hay que entender que las diapositivas (salvo en el caso de FT) no son una ayuda para el ponente, son una ayuda para entender el concepto del auditorio. Deben aportar dinamismo a las palabras del ponente. No son una chuleta para que podamos leer constantemente. Deben incorporar imágenes atractivas y sugerentes y no ser texto interminable que nadie lee. Eso, en ponentes con experiencia, debe ser muy valorado.

Enlaces:

 

 

Cultura y práctica digital

Con la porquería de conexión a internet que tenemos en los centros es muy difícil trabajar las TIC en cualquier tarea o actividad y mucho más cuando se trata de una asignatura como cultura y práctica digital en sexto de primaria. La chavalería ya conoce herramientas mucho más potentes de las  que nos permiten usar nuestros aparatos y conectividad, y es por eso, por lo que en la mayoría de las ocasiones nos limitamos a hacer actividades enlatadas, a crear presentaciones y poco más que a hacer prácticas con tablas y procesadores de textos tras muchos intentos por hacer cosas en la nube. Una pena.

Ojalá nos hubieran preguntado si el despilfarro del gasto en libros de texto no lo hubiéramos preferido invertir en conectividad y en renovación de aparatos e incorporación de nuevos. Todavía seguimos subsistiendo con los primeros ordenadores de los proyectos TIC iniciales.

El señor Marina debería pasarse por una de nuestras clases y observar las condiciones en las que trabajamos y si acaso, después podría plantearse evaluar a las administraciones primero y dejarse de dar por saco con “ocurrencias” (de las que ya conocemos algunas en Andalucía, como ese terrorífico plan de calidad que firmaron algunos de los sindicatos mayoritarios) que no van a hacer más que seguir incidiendo en la idea de que los maestros y maestras somos los causantes de lo mal que funciona todo. Por cierto, en mi clase, como se aprecia, no hay mucho espacio para hacer otras actividades, formar grupos, interactuar de diferentes formas… y tantas otras cosas por lo que tenemos que asaltar el pasillo y el resto de dependencias del colegio cuando quedan libres.

20151112_093558

 

La fábrica de proyectos

Siempre que voy a un nuevo centro, cuando tengo la suerte de impartir algún curso, o recibirlo, me fijo en los pasillos del edificio. Normalmente los pasillos reflejan la vida del centro. Lo que se hace, lo que no se hace, las dinámicas de aula, los ruidos y los silencios. Son como una mesa de trabajo de cualquier taller. Reflejan el día a día y los proyectos que están en marcha, lo que queda por hacer y el camino recorrido.

Hay pasillos y pasillos. A mi me gustan los que están a medio hacer, los que tienen mucha faena pendiente. Los que te muestran que se ha roto la dinámica única de clase en la que la chavalería está sentada cinco horas recibiendo información para pasar a ser el protagonista de la acción.

Un pasillo a medio hacer dice mucho sobre cómo se construye el conocimiento.