Oposiciones docentes y planes de apoyo.

La atención a la diversidad del alumnado que encontramos en nuestros centros docentes públicos es el verdadero caballo de batalla del sistema educativo. Más allá de la innovación, de la investigación, del bilingüismo o plurilingüismo y del uso de las TIC o TAC, el problema fundamental con el que tenemos que enfrentarnos los docentes es el tratamiento del alumnado que presenta necesidades específicas de apoyo educativo, en ambientes inclusivos y con propuestas didácticas que permitan englobar a toda la chavalería en su realización con diferentes niveles de adaptación.

Hace ya mucho tiempo que teóricamente hemos pasado a la fase de la integración y posteriormente a la de la inclusión. Son significativos los avances producidos ya en el año 1978 tras la aparición del informe Warnock y de la aparición de las órdenes sobre la atención a la diversidad de 2008, (consolidado 2016). Incluso han aparecido recientemente, (08/03/2017) unas macroinstrucciones que delimitan los protocolos de acceso a la valoración e informe psicopedagógico y al tratamiento educativo mediante la aplicación de medidas generales y específicas de AD.

Pero la realidad es que este planteamiento sigue siendo un fracaso. Muy pocos son los centros donde se trabaja de manera inclusiva y donde la atención a la diversidad es llevada a cabo por uno o dos docentes que asumen esa responsabilidad, obviandose la idea de que la diversidad nos afecta a todos y necesita de nuestra implicación. ¿Cuántos docentes conocen estas instrucciones, vitales para el desarrollo de su trabajo diario? ¿Cuántos docentes trabajan de una manera específica los bloques de contenidos de lengua y matemáticas para permitir el tratamiento de la atención a la diversidad? ¿Cuantos organizan tareas competenciales que posibiliten el trabajo cooperativo y colaborativo? Y respecto a los especialistas de Educación Especial, ¿cuántas adaptaciones son efectivas, prácticas y realistas?

despair-862349_1920

La formación inicial del docente es fundamental, pero que los tribunales de oposiciones no sean capaces de exigir a los opositores que presenten planes inclusivos con adaptaciones de las unidades didácticas propias del aula ordinaria, es algo terrible. Es que ni siquiera ellos entienden que las unidades pertenecen al grupo donde se integran los chavales NEAE y exigen propuestas aisladas haciendo oídos sordos a lo que la propia convocatoria de oposiciones dice. (ver art. 8.1.2)

Un plan de apoyo es un documento donde hay expresadas unas medidas de atención a la diversidad generales y específicas, donde los PTs son un componente más, no el único, y donde ojalá no hiciéramos falta, porque sería señal de que la diversidad es atendida con normalidad donde verdaderamente  hay que hacerlo, en las aulas ordinarias. No se trata de hacer desaparecer al alumnado con fuertes limitaciones, para eso son necesarios los especialistas y las ubicaciones en aulas específicas y centros de educación especial, pero poco favor hacemos a la inclusión cuando trabajamos de manera paralela sin apenas coordinación entre docentes con alumnado con posibilidades reales de integración.

Los docentes deberíamos ser especialistas en el tratamiento de la diversidad, porque si no es así, ¿de qué se supone que somos especialistas? ¿En qué consiste nuestro trabajo?


Un poco más de información…


Imagen: pixabay.com CC0. Public Domain.

Anuncios

One thought on “Oposiciones docentes y planes de apoyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s