Esto no es una despedida

Ya están llegando las cartas que os pedí que me escribierais contando en ellas vuestro verano. ¡No sabéis la ilusión que me hace saber de vuestras vacaciones y de vuestras experiencias! Leo en vuestras cartas que vuestros veranos están siendo geniales. Me alegro muchísimo de que viajéis tanto con vuestras familias, como Esther, que ha estado en Santander y en Cáceres con Cristina, como Mariana, que ha estado de camping por primera vez y ha visitado Zahara de los Atunes, como Mirian, que ha visitado Galicia, como Sara y Claudia, que han estado en París y en EuroDisney…

¡Estoy tan orgulloso de vosotros!

Pero ahora toca apretar y trabajar mucho durante el próximo curso. Es vuestro año final en el cole antes de pasar al instituto y tenéis que estudiar y aprender muchas cosas nuevas. Estoy seguro de que vuestros papás y mamás estarán ahí apoyándoos como lo han hecho hasta ahora y se que vuestros trabajos y exposiciones serán fantásticas. Recordad que sois un equipo, y que un equipo apoya a todos sus jugadores y que cuando le meten un gol no se lo meten al portero solamente, se lo meten a todos y que cuando gana un partido lo ganan todos y se alegran cuando algún compañero/a tiene éxito. Ayudad a los que tienen más problemas y sed solidarios.

Seguid haciendo deporte. Me alegro mucho cuando recibo noticias de vuestros logros como deportistas. Espero ver a Óscar como  maestro de Aikidō en unos años, a Carmen y Claudia M en las piscinas olímpicas, a Nerea en las pistas de atletismo, a Eduardo compitiendo en su equipo de rugby y a todos los demás en sus disciplinas deportivas.

Nacho, David, sois los mayores. Es una responsabilidad la que tenéis con vuestros compañeros. Hugo, Antonio, Adam, Gonzalo, espero seguir teniendo con vosotros esa relación tan especial aunque seáis del equipo que sois…  Acoged a los compañeros que se incorporan al grupo este año como siempre lo habéis hecho. Haced que se sientan bien desde el primer día. Será complicado para ellos al principio.

Carlota, Claudia, Alesandra, seguid dibujando y haciendo las cosas tan bien como hasta ahora. Nora, Celia, Santiago, Lucía, Carolina… me acuerdo muchísimo de vosotros y pienso en lo mayores que tenéis que estar ya.

Seguid usando los blogs personales que os habéis creado este curso pasado. Para mi es una ventanita que me permite veros en la distancia y seguiros en vuestras cosas.

Yo os echaré mucho de menos y cada día voy a pensar en vosotros y en los ratos tan estupendos que me habéis hecho pasar en clase. Este año estaré ocupado en algunas faenas un poco diferentes a las de dar clase, pero espero volver pronto y reencontrarme con un grupo de alumnos y alumnas que se os parezca un poquito, porque ser como vosotros es algo imposible.

Me habéis hecho mejor persona y maestro, me habéis ayudado mucho y os estoy muy agradecido por recordarme cada día, que tengo la mejor profesión del mundo por estar cerca de gente como vosotros.

Se os quiere mucho.

Anuncios