He perdido a un alumno.

Terminado el curso, publico hoy (07/07/2013) una entrada que ha sido privada hasta ahora, y que escribí en marzo, cuando recibí la noticia de la pérdida de un alumno. 

Lleva tres días sin venir al cole. Se le echa de menos.

El primer día me alegré, era un descanso para mi no tener que estar en tensión constantemente ni tener que  capear el temporal de sus desafíos continuados a las normas de clase. Pensé que estar un día sin él permitiría hacer algunas tareas pendientes en grupo que por unas cosas u otras no habíamos podido terminar. Para colmo, los chicos y chicas estuvieron “de dulce” ese día. No quería que identificasen esta tranquilidad y buen funcionamiento con la ausencia de su compañero, aunque ellos mismos lo comentaron abiertamente en varios momentos de la mañana. Se respiraba una tranquilidad y un sosiego un tanto extraordinario en nuestra clase un lunes, incluso una vez finalizado el recreo.

dedoHasta ahora nunca había tenido un hombre como maestro, me decían a principios de curso. Tampoco tiene la figura paterna en su casa y tu tutoría le vendrá bien. Necesita que se le pongan límites, me comentaban las compañeras que lo han tenido en clase anteriormente. Es un chico muy difícil, mentiroso, manipulador,… listo como el hambre y muy cruel e hiriente cuando puede serlo. Su madre ya ha tirado la toalla hace tiempo. Ya no puede con él. Hace lo que le da la gana. Consigue lo que quiere y cuando lo quiere. Se pasa tardes enteras solo, en la calle, no tiene horarios…

Su actitud me ha desesperado y me ha puesto a prueba bastantes veces. He hablado con él en los pasillos incontables ocasiones. Le he puesto notas en la agenda continuamente, le he pedido que reconsiderara su actitud cientos de veces y siempre me había quedado la esperanza de que algún día no tendría que estar corrigiendo su postura, sus negativas a cumplir la normas o sus reiteradas faltas de entrega en las tareas y en la colaboración en los trabajos en grupo. He soñado con ese momento en que traería las tareas hechas y los materiales necesarios para poder hacer sus deberes normalmente, como su capacidad, condición social y económica le permiten, pero en esta lucha, hasta el momento, he tenido más derrotas que victorias.

Aun así considero que él realmente valora mis esfuerzos. Es lo único que a estas alturas me vale. Pienso que realmente entiende que me ha preocupado y que me preocupa. Pienso que sabe que estoy dándole vueltas a la cabeza para intentar acercarme y que entienda que no estoy frente a él, sino junto a él aunque no lo perciba así ahora mismo.

He creado un blog donde pongo toda la tarea diaria que hacemos para facilitarle a él y a su entorno el acceso a las mismas, no a su madre, que no usa esto de la informática ni estas cosas modernas como ella dice, sino a su maestro de clases particulares,  (no se si ha seguido asisitiendo a ellas, su madre no suelta mucha información) para que podamos estar en contacto. Le he dado mi teléfono personal porque me interesa hablar con él para poder ponernos de acuerdo en lo que hacer y cómo hacerlo. Le he dado mi correo electrónico, mi dirección personal, le he puesto miles de notas en el cuaderno de clase. Le he adaptado la materia y las tareas…pero no ha habido suerte. No he obtenido respuesta.

5345253272_0859fa3446He pedido, y conseguido, que la orientadora del EOE entrase en mi clase para observarle y que viese cómo era la dinámica de trabajo por si podía hacerme alguna sugerencia, por si podría yo rectificar algo,… Me he dado a este chaval y a su madre. En las tutorías que he tenido con su madre, podríamos habernos visto todas las veces que ella hubiera querido pero solo ha asistido a dos, una pedida por mí y otra pedida por ella para solicitarnos unos informes sobre el niño, (informes que por cierto, también ha pedido al EOE y no se ha dignado a recoger posteriormente) sólo he encontrado excusas para lo hecho hasta el momento y buenas intenciones para el futuro pero ningún compromiso. Por cierto, no asiste a la reuniones generales que he tenido con todas las familias del grupo. Tres hasta el momento, una inicial, otra de entrega de notas y otra sobre la excursión de final de curso.

Entiendo que esta entrega por mi parte ha dado de frente con la actitud y justificación (ya saben eso de que la escuela es la que no ha entendido a mi hijo y tal…) He rellenado un diario de clase con todas las incidencias que iban pasando en las diferentes sesiones,  he cumplimentado hojas y hojas explicativas sobre cada uno de los problemas que ha tenido en diferentes asignaturas (permítanme decirlo, casi siempre en otras asignaturas diferentes a las mías)  y he asumido el papel de malo de la película. Este hombre saca lo peor de mi hijo, ha llegado a comentar cuando se le ha dado cuenta de algunas situaciones y ha insinuado que en el cole, lo que queríamos era que terminara pronto el curso para quitárnoslo de encima y enviarlo a secundaria, aunque no tuviese buenas notas.

Hoy me entero que su madre se lo ha llevado a un centro educativo en régimen de internado fuera de la localidad. Ni siquiera ha venido al centro para avisar después de lo que hemos luchado por él y por ella, que ha venido bastantes veces a contarnos sus problemas y sus necesidades, y que ya no podía aguantar más la situación. Sé que esto no se hace de un día para otro. Me duele su silencio. Me duele su desprecio a lo que hemos venido haciendo y me duele sobretodo, la sensación que nos queda a todos de que lo que se ha hecho con él es mandarlo lo más lejos posible con el fin de quitárselo de encima.

Estoy triste por cómo ha ido todo y vuelvo a pensar en las presiones que hemos ejercido desde una parte y desde otra; familia, equipo directivo, profesorado, compañeros/as, familias del resto del alumnado del grupo…

Deseo, de todo corazón, que se esté bien y encuentre lo que necesita.

Image: ‘Dedo corazón‘ y  ‘el chico iwana “Donde esta mi puta+mostaza??”+n+114

Found on flickrcc.net

Cosas que todo docente debe leer… (o escuchar)

Selección de enlaces a textos, recursos… que deben hacernos reflexionar sobre nuestra profesión docente.

Otra entrada inacabada…

Selecciono algunas entradas, recursos, enlaces que debo leer con más pausa cuando tenga un poco más de tiempo.

Vuelvo aquí muchas veces. De vez en cuando viene bien acudir a esto textos para volver a situarme, ver que no estoy solo y pensar en mi profesión.

Audio: Guillermo Fesser, en ondacero. Cuento con posible final feliz.

Incluyo también el vídeo insertado en esta última entrada por su “especial” significación. (No tiene precio)

La fuente: fundamentalmente twitter. En twitter hay un claustro virtual del que no se para de aprender.

Inicio de curso.

Mañana, cuando empiecen las clases en mi centro, voy a encontrarme en un aula suficientemente dotada.

He estado toda la semana entre reunión y reunión, ordenando, clasificando, colocando… tendré PDI y recursos que he ido acumulando a lo largo de los años; encuadernadora, impresora, cámara fotográfica, algunos programas educativos,…(aunque no me vendrían mal algunos espacios más y otras herramientas para poder desarrollar algunos proyectos que tengo en mente) pero lo que me ocupa y preocupa es atender correctamente a un grupo de veinticinco chavales/as, de sexto curso, que forman un grupo muy heterogéneo y que tienen algunas que otras dificultades.

Mientras pienso en cómo organizar la clase para poder atender tanta diversidad analizo en líneas generales algunas de los datos que tengo de este montón de adolescentes.

Estas son algunas de sus características:

Un alumno (S. Down) que agotará la permanencia en el colegio antes de escolarizarse el curso que viene en un centro específico de educación especial, y cuyos conocimientos académicos y conductuales constituyen un problema evidente para el discurrir de las actividades de aula. Necesita Adaptación curricular individual significativa y una atención individualizada permanentemente. Su trabajo está especialmente dirigido por la compañera de PT.

Otra alumna presenta discapacidad intelectual y su nivel se sitúa en torno al final del primer ciclo de primaria. Tengo pensado contar con  sus compañeros/as para que me ayuden a organizarle el trabajo y que estén al tanto de sus tareas. Seguramente esto no es lo mejor, pero me veo empujado a hacerlo dado el número de alumnos del aula y mis limitaciones evidentes. También debo realizar una adaptación curricular significativa para ella.

Un alumno con un historial de conflictos escolares graves y una conducta “desafiante” que además pasa por ser uno de los más inteligentes del grupo. Arrastra un historial de partes y expulsiones considerable.

Una alumna que proviene de Castilla La Mancha y que debemos intentar integrar rápidamente en el grupo. Desconozco por el momento más datos sobre su nivel de competencias, materias suspendidas, habilidades, familia,…

Un alumno con un problema social y que ha estado escolarizado en varios centros de la localidad. También con alguna que otra repetición escolar ya cumplida. Familia desestructurada y complicadas relaciones con el entorno.

Hay un problema que se viene prolongando a lo largo de los cursos anteriores con un alumno que tiene problemas de socialización y autonomía. Creo que está afectado a nivel intelectual levemente, pero no puedo decir esto tajantemente. Me faltan argumentos aunque sí que me fío de la experiencia personal. Veremos qué podemos hacer por él.

Un alumno absentista que tiene problemas también de socialización y de relación. Su madre le tuvo muy joven y ha faltado un poco de control y de modelos de conducta en su vida. Se niega a hacer tareas escolares porque es consciente de que su nivel es muy bajo. No quiere enfrentarse a las dificultades. El nivel puede estar rondando el primer curso de primaria. Necesitará otra adaptación curricular significativa. (ya van por lo menos tres, a este paso necesitaré hacer una adaptación grupal y luego diversificarla)

Hay tres alumnos con retraso escolar no severo. Son los típicos alumnos y alumnas que necesitan una dirección y atención un poco más intensa y que aprovechan los apoyos que les ofrecen para poder seguir el currículum con normalidad. Estoy muy preocupado por ellos, ya que la abundancia de problemas les restará tiempo. Me tengo que imponer efectuar una atención muy sistemática de sus progresos.

Hay al menos cuatro alumnos/as que tienen un rendimiento escolar muy alto y que requieren de abundante material y de unas propuestas de tareas muy rica y diversificada. Terminan pronto sus tareas y son mentes inquietas. También van a necesitar una atención especial en cuanto a que debo ofrecerles unas actividades que les ocupen e interesen.

Para poder organizar un poco la respuesta educativa que voy a intentar darles he organizado un blog de aula, un blog específico para la alternativa a la religión y  además desarrollaré una wiki con recursos y materiales. Para mi van a ser muy importantes los recursos de la escuela 2.0 ya que quiero que se organicen de manera autónoma.

Impartiré conocimiento del medio en quinto curso. También llevaré la coordinación TIC del centro, que aunque pequeñito, tiene unas máquinas ya un poco anticuadas. Esperemos que la conectividad y la disponibilidad de recursos sea buena.

Necesito contar con las familias y apoyarme en ellas. Está claro que van a tener que echar una mano.

Inicio el curso ilusionado. Inicio el curso con ganas, pero con incertidumbre y con un nudo en la garganta por la responsabilidad que trabajar con este grupo hace recaer sobre mi. Espero hacer todo cuanto esté en mis manos para contribuir a su formación integral de la mejor manera posible.

La Educación Especial como negocio.

Otro post en el que soltar tensión y rebajar el cabreo generado por cosas que he visto en la red.

Soy un ferviente defensor de la limitación y selección de casos en los que  realizar diagnósticos cerrados de dislexia, TDAH, problemas de aprendizaje, discalculias y todo un conjunto de términos diagnósticos relacionados con el aprendizaje y la conducta.

El interés por la clasificación de estas “alteraciones de la norma” en nuestro alumnado y el etiquetaje de tal o cual problema viene dado, según quién pida este diagnóstico, por diferentes razones*.

En los docentes:

En la mayoría de los casos que me he encontrado en mis años de docente, estos diagnósticos emitidos una vez comenzado el periodo de escolaridad del niño o niña, se han hecho por el simple motivo de descargar responsabilidades asignando al problema que lleva asociado el alumno el fracaso escolar o por justificar una mala praxis educativa en la necesidad de una atención especializada. Existe también una petición de ayuda y de diagnóstico pero acompañada de unas orientaciones “posibles” en el aula que no siempre estamos dispuestos a asumir o que conllevan el organizar estrategias de atención pensando en un alumno obviando al resto.

El más frecuente de los motivos es la búsqueda de un plan alternativo que conlleve la salida del alumno del aula.

Existe también la petición de diagnóstico centrada en las ayudas (esta es la opción ideal)  y en los tratamientos recuperadores más efectivos que podemos ofrecer con los medios a nuestro alcance.

En las familias:

Lo terrible del caso es encontrarse a familias que recorren consultas médicas y psicológicas privadas en busca de un diagnóstico que les absuelva de la responsabilidad educativa.  Diagnóstico que se suele dar en muchas ocasiones achacando la culpa a la escuela y a su “clara ineptitud” para poder atajar dichos problemas. Menos mal que siempre existe un centro privado que tiene unas técnicas milagrosas y que conseguirá en poco tiempo recuperar para la normalidad a esos chavales que tan mal lo están pasando en las escuelas que los desatienden. (por supuesto escuelas públicas)

Está documentado el caso de las familias que no cesan en su empeño de ver a su hijo diagnosticado de los que personalmente llamo enfermedades de Einstein, (él las tuvo todas…) como la dislexia, la epilepsia, los problemas conductuales, de socialización, de comunicación… lo que tranquiliza, increiblemente, a las famlias afectadas.

Otro problema muy aceptado hoy en día como causa de los problemas de aprendizaje de nuestros hijos es el síndrome de Asperger. (esto lo padece todo científico “raro” que se precie y también lo tiene Bill Gates lo que da muestra de su excelencia y potencialidad)

Denuncio la manipulación que de estos problemas se hace a expensas de la familia que ante el desconocimiento, intentan ofrecer un tratamiento personalizado en este tipo de centros privados, presuponiendo que en las escuelas públicas esto no sucede y es precisamente en ellas donde se disponen de los mejores medios personales y materiales para poder dar esta atención en las condiciones idóneas de socialización y normalización.

Como muestra de la manipulación traigo a este post varios ejemplos:

1. RTVE emite un reportaje en el programa Documentos TV denominado palabras al viento sobre el tratamiento de la dislexia. Cualquier docente que se dedique a la atención a la diversidad en Andalucía, la comunidad que conozco, se rebelará ante este tipo de afirmaciones sobre la desatención del alumnado en colegios ordinarios públicos. El reportaje en sí no tiene desperdicio.

Hijos de…  dicen claramente “insuficientemente atendida por la educación pública…” en el momento 1,16 del video. Tendrán poca vergüenza. No lo admito, no lo consiento, me están insultando. Soy y he sido PT en un centro y no me sale del alma aceptar un insulto de estas características por gente que demuestra no tener ni idea de lo que está diciendo. Admiro las técnicas innovadoras que he podido observar en este vídeo y de las que no tenía ni idea hasta ahora. A partir de ahora les preguntaré a mis alumnos como empieza la palabra “palco” y si empieza igual que plata…

Lo de la compañera del centro público de  Madrid en  el minuto 19 es de traca. Aconsejar un centro privado por no poder  hacerles hueco….. ¡Alucino!

2. Un brillante artículo sobre los resultados de las investigaciones realizadas en el diagnóstico del TDAH.
3. Resolución de los problemas ocasionados por la dislexia.
Solo diré que tras tantos años, ya era hora de que nos diésemos cuenta de que aumentando la separación y el tamaño de las letras los efectos se minimizaban. “INCREIBLE”
4. Y esto es otra joyita… Las empresas de videojuegos intentando hacer negocio fácil.
*Evidentemente generalizo, y toda generalización es pobre.

Alucino con el proyecto bilingüe…

Queja ante la forma de organizar el proyecto bilingüe del IES Carlos III de Prado del Rey con los alumnos y alumnas con los que he trabajado durante años de manera previa en el colegio Pablo de Olavide.

Hace unos días me encontré con la madre de una exalumna de sexto curso que me contaba lo contenta que estaba porque su hija había ido al instituto y le iba muy bien en la clase bilingüe, ya que estaba en un grupito selecto y eso la motivaba más a aprender y a estudiar…

Mientras me lo contaba notaba cómo se me revolvían las tripas y pensaba si estaría tan contenta cuando su hijo, al que no le van tan bien las cosas en primaria, no entrase en ese grupo de elegidos dentro de un par de años…

No lo quería creer pero resulta que es verdad, que después de tantos y tantos años intentando llevar a la práctica docente la igualdad de oportunidades y la integración-inclusión de tod@s los chavales y chavalas en primaria, ahora resulta que en un instituto que conozco bien, tuve la desgracia de padercerlo como padre de alumna, resulta que se adopta el programa bilingüe segregando a los chicos en cuatro grupos, de los cuáles, uno es bilingüe, formado por la excelencia (¿esto no lo proponía Esperanza?) y el resto van ordenados de medio a malo y finalmente muy malo, donde están  los repetidores y gente de mala fama.

¡Muy bien muchachos! ¡Muy bien! Ahora ponemos a los torpes en otro grupito y hemos compensado. Luego le asignamos al último interino que llegue al centro la tutoría y que los aguante como pueda… ya llegará la hora de que vayan al PCPI.
Después  se nos llena la boca con eso de las maldades de otras comunidades y la educación inclusiva que se lleva en nuestros centros.

Y pregunto, las familias de los no escogidos para formar parte de esa élite ¿no dice nada?
¿Se acepta que tu hijo sea relegado a estos grupos en los que la educación no se da en las mismas condiciones? ¿Es esto Constitucional? ¿Podemos permitirlo?

Quiero creer que ya hay alguien (alguna familia) que haya reclamado o impugnado de alguna forma esta segregación.

Por cierto, para aquellos que piensen que los alumnos y alumnas que no van bien en el currículo oficial no tienen las mismas posibilidades de aprender otro idioma pongo este ejemplo:
En cualquier centro de primaria se da esta situación, pero concretamente, en un colegio que también conozco bien, la única persona totalmente bilingüe, -ha aprendido el castellano en año y medio-, es un chico inmigrante que necesita mucha ayuda en sus estudios.  El resto solo maneja un idioma. Esto demuestra que aprender otras lenguas no está supeditado al expediente académico oficial.

¿Qué criterio se sigue para hacer estas clasificaciones de alumnado bilingüe o no bilingüe? ¿ser hijo del jefe de estudios del IES es un punto a tu favor?

Volviendo al primer párrafo de este post,… si estar en un grupito así hace que estés más motivado para estudiar, ¿qué es lo que hará no formar parte de este grupo?

Por último, esto no tiene nada que ver con la conducta del alumnado. En ese tema siempre estaré del lado de respetar el derecho de aprender de los que quieren aprender frente a la mala educación de muchos que no dejan trabajar a los que si quieren hacerlo. Ese es otro tema y hay que establecer medidas sancionadoras y correctoras para ello y de camino revisar nuestras prácticas didácticas.

Que asco me dan estas cosas….

Image: ‘PHONE BOX

PHONE BOX

Juan Tomás Rodríguez, director del CEPR Polavide me hace llegar esta información complementaria:

http://ceprpolavide.wikispaces.com/Plan+de+Biling%C3%BCismo

Atención a la diversidad: sugerencias de uso.

Me atrevo a presentar una lista de sugerencias para aquellos docentes interesados en tratar la atención a la diversidad en sus aulas, que pueden resumirse como mi particular forma de entender la diversidad tras considerar completada una etapa personal de docencia en estos asuntos…

Soy consciente de los riesgos de toda generalización, por tanto, no tengo ninguna pretensión especial, solo dar una visión muy personal, tras más de veinte años de trabajo en aulas de apoyo a la integración, aulas de educación especial en centros específicos, programas de garantía social en institutos de secundaria (actualmente PCPI) y alguna que otra tutoría en centros de primaria.

Atención a la diversidad: sugerencias de uso.

  1. No matar moscas a cañonazos. No aplicar medidas disparatadas para problemas relativamente simples. Te aconsejo que leas la orden que regula estas medidas atentamente. La mayoría de ellas son responsabilidad tuya o del equipo del que formas parte.

  2. Dar el tiempo necesario para que estas medidas puedan surtir el efecto deseado. Algo muy importante; respeta el ritmo de maduración personal. No olvidemos que debemos tomar las medidas una a una y no agotarlas todas de golpe. Primero vienen los refuerzos, luego las repeticiones, adaptaciones y por último los diagnósticos y las orientaciones de los especialistas. Es buena idea agotar las posibilidades a nuestro alcance antes de pedir una valoración diferente por parte de especialistas. La organización escolar que permita la adopción de todas estas medidas es fundamental y así debes exigirlo al equipo directivo. Para más información sobre el conjunto de medidas puedes acceder a este enlace.

  3. No se puede poner al día a un alumno o alumna yendo más lentos. Esto es evidente,… ¿no?

    Un alumno que tiene dificultades debe hacer más, esforzarse más y trabajar más. Si eso requiere mayor tiempo de trabajo con actividades para casa o completar un horario más denso habrá que hacerlo así. Eso si, debes conservar unas altas expectativas para tu alumnado.

  4. Actualízate didacticamente frente a la diversidad de tu alumnado. Programa y prepara tus clases pensando en el grupo. Nunca es una solución esperar a que los que tienen menor nivel de competencias curriculares alcancen al resto. Eso es una utopía. No hay un grupo con un solo nivel y un alumno desfasado, eso no existe. Lo normal es que existan diferentes ritmos de aprendizaje en un mismo grupo. Presta atención a tu formación constantemente y actualiza tu nivel pedagógico creándote tu propio entorno de aprendizaje.

  5. Ten presente que “La normalidad absoluta es la más absoluta de las anormalidades”  (idea tomada de aquí)

  6. El placer de madrugada, por el día pagamos, o dicho de otro modo, pan para hoy a veces significa hambre para mañana. La aparente tranquilidad que podemos tener en clase cuando nos quitan de ella a un alumno problemático, es el germen de un problema mayor en el futuro.

  7. Implica a las familias, a los compañeros/as a más gente en la atención a la diversidad. Recibe apoyos y organiza actividades que puedan adaptarse a las diferencias. ¿Qué tal un teatrillo?, ¿Y un mural?, ¿Y una presentación de diapositivas?…

  8. ¿Para qué necesitas un diagnóstico? Suelen decirte cosas que ya sabes. No son la excusa para que el PT atienda a las dificultades de aprendizaje. Eso debe hacerlo sin que exista diagnóstico… ¿No lo sabías? Eso de solo atender únicamente a niños y niñas con diagnóstico ya hecho, es una falsedad. Acude al diagnóstico cuando realmente lo necesites para trabajar con un alumno o alumna. Es evidente que en bastantes casos son imprescindibles. Para ello debes completar un protocolo de acceso a la valoración psicopedagógica que nunca debes hacer solo/a, busca la ayuda del resto de compañeros/as del equipo.

    Piensa en el chico o chica. ¿En qué le beneficia tener un diagnóstico que le marcará para toda la vida? Además, el nivel de expectativas del profesorado baja inmediatamente cuando un alumno es diagnosticado, y lo más importante, en muchos casos, los diagnósticos no se leen ni se aplican sus orientaciones. (lo se, lo se, esto no debería escribirlo…)

  9. Aplica el Sentido común. La mayoría de las veces, el sentido común es contrario a lo que hacemos en clase. ¿Realmente piensas que un chico/a de siete u ocho años puede estar cinco horas sentado sin hablar y concentrado en su trabajo personal?

  10. Un verdadero docente se identifica cuando es capaz de sacar adelante a los alumnos y alumnas con dificultades. Trabajar con los que van bien siempre es muy fácil. No hacía falta estudiar magisterio para eso….

Muchas veces, alumnos y alumnas que van mal con un docente marchan mucho mejor con otros e incluso las peticiones de diagnóstico de algunos casos se diluyen cuando el tutor o tutora siguiente plantea dinámicas de aula diferentes y motivadoras. -“son los hiperactivos selectivos….”- Podemos observar a alumnos “etiquetados” como TDAH que permanecen sin problemas atentos durante largas sesiones cuando usan el ordenador o participan en teatros y dramatizaciones… entonces, ¿qué haremos?, ¿nos decantamos por el diagnóstico o analizamos nuestra metodología?

Algunos textos que pueden completar el post: