40 años de M. Warnock

Mañana hablamos de integración y de inclusión educativa y social.  Mientras, podríamos releer y volver a analizar los verdaderos problemas del sistema educativo.

 

Otro año más… la historia se repite. (y va a más)

Anuncios

Resolución de conflictos en el aula.

 

Uno de los temas que más preocupan al profesorado en general de los niveles básicos de enseñanza (primaria y secundaria) es la cantidad de conflictos y problemas de conducta que se suelen generar en las dinámicas de clase por muy diferentes motivos. Poder dar clase con normalidad se ha convertido hoy en día, en una tarea muy complicada en ciertas situaciones y centros, sobretodo de enseñanza secundaria.

Por este motivo, los profesionales acudimos a los servicios de apoyo y a la formación personal para poder tener suficientes argumentos y propuestas que nos posibiliten responder a estas interferencias. El problema se agudiza cuando los encargados de darnos estas ayudas dan respuestas disparatadas y completamente irrealizables en la mayoría de los centros educativos…

A veces se nos aconseja que se premie, mediante un sistema de contrato personal con el alumnado, por la realización de determinadas tareas  que el grupo (la mayoría) realiza naturalmente. Esta, entre otras, es una de las técnicas que se nos ofrecen como solución. Sobran los comentarios. Cualquiera que se haya asomado a una clase es capaz de dar al menos cinco razones de lo inviable de esta respuesta, no solo porque es una discriminación positiva, sino porque estamos midiendo con doble rasero y eso provoca la reacción del resto. Esto no hace más que profundizar en el síndrome del payaso de cumpleaños, que premia siempre al más porculero escogiéndole para ser protagonista, mientras que el niño o la niña que se porta bien se queda sin caramelos.

Analicemos nuestras didácticas y los comportamientos de las familias y encontraremos algunas respuestas.

cromos

normas y limites

limites

Un viaje en el tiempo. (2)

Entrada correspondiente a la trilogía educativa.

Segunda parte.

Un viaje en el tiempo:  Un ejemplo de integración.

Hace más de treinta años, concretamente 35, que Mary Warnock hizo público su famoso informe sobre la escolarización de personas consideradas como sujetos de necesidades educativas especiales en los centros educativos ordinarios alabando los beneficios de este tipo de escolarización. Informe asumido por nuestro sistema educativo y otros sistemas europeos. Integración educativa que hacía suyos los principios de sectorización de servicios y de normalización. Integración que ha sido llevada a cabo (perdonen la medalla) en gran medida por los maestros y maestras de apoyo a la integración y por los docentes que se han formado y apechugado con la tarea y que han luchado en condiciones poco favorables a esta integración que hoy lleva el nombre de inclusión. Integración que había conseguido que en los centros de infantil y primaria públicos (al menos de Andalucía) los chavales y chavalas con discapacidad se convirtieran, en palabras de Daniel González Manjón, en invisibles.

Pero no, resulta que una cosa que debía ser lo más natural del mundo, la escolarización de un alumno en un aula de infantil junto a los compañeros y compañeras de su edad,  es algo que se convierte en TT, que es publicado y noticiado en todos los periódicos digitales, ocupa un lugar importante en los telediarios de cadenas nacionales, es un vídeo que acumula ya más de 644.363 vistas y es un notición de primera magnitud.

Más allá de lo bien hecho del vídeo y de lo bonita que es la noticia. Lo buena experiencia que es y la dulzura de los protagonistas, hecho que por si solo ya invita a visualizarla, cosas como estas deben ser, lo son, estoy seguro, habituales en nuestros centros y poco, o nada, hemos aprendido si después de todos estos años nos siguen sorprendiendo. Me siento derrotado.

Si en algo hemos avanzado, ha sido en que los alumnos y alumnas que hoy están en nuestras aulas vean como un derecho y una obligación social aportar a todos los individuos las mismas oportunidades. Esto, tan evidente para nuestros hijos e hijas parece que no lo tenemos muy claro los adultos si es que nos siguen llamando la atención historias como la de Antonio.

Mi felicitación a los realizadores del vídeo por su acierto y a todas las personas implicadas en la grabación por su actitud, su trabajo y su entrega.  Gracias por hacernos llegar un ejemplo de integración escolar y proyectar el lado positivo de la educación.