Selección musical: LSE

Me gusta el efecto que provoca el lenguaje de signos en algunas canciones. Es una buena propuesta para las actuaciones de final de curso que va mucho más allá del “chumba-chumba” que nos suele invadir cada mes de junio. ¿Sería posible?

 

Anuncios