Ronda

España/Andalucía/Málaga/Ronda.

Merece la pena darse una vueltecita por algunas ciudades y pueblos que tenemos tan cerca y tan a mano. Imágenes de una escapada de fin de semana.

Anuncios

Viaje a Cantabria.

Recomendable, muy recomendable por sus paisajes, por la amabilidad de la gente, por los edificios y monumentos, por el clima…

Hemos disfrutado de un viaje por diferentes lugares de España. Tengo que decir que me ha sorprendido gratamente la ausencia de complejos de las ciudades y pueblos castellanos y cántabros con la omnipresente bandera constitucional en todos los lugares emblemáticos de cada zona así como en viviendas particulares. Es un placer reencontrarse con la normalidad.

Un viaje encantador por la cantidad de rincones preciosos como Mérida, donde solemos hacer una parada siempre que circulamos por la Autovía de la Plata, la impresionante Salamanca, paseo indispensable por una de las ciudades más bellas del mundo, la preciosa Santillana del Mar, la zona de Reinosa, (venimos bien cargados de pantortillas y sobaos pasiegos), el complejo puente romano, donde nos hemos alojado,  la estación de esquí de Alto Campoo, el nacimiento del Río Ebro,  una maravilla, y la mismísima Santander, que nos ha recordado bastante a Cádiz, una ciudad que mira a su bahía y al Cantábrico.

En Santander no te puedes perder muchas cosas, pero si vas con perros, como era nuestro caso, un paseo por la pequeña península donde se sitúa el Palacio de la Magdalena es una decisión perfecta. Puedes llevar bocadillos y bebidas y pasar un día magnífico tanto en los jardines abiertos al público como en sus diminutas playas. La chavalería se junta para saltar del espigón del embarcadero y las vistas, al norte, son espectaculares.

Aprovechamos la vuelta para comer en  Segovia, tras la parada forzosa en Cuellar (la ciudad donde se dieron los primeros encierros de España) por un problema en los neumáticos.  La bajada con la ciudad al frente es impactante, el Alcazar, la Catedral  y el conjunto arquitectónico te llaman la atención y claro, siendo gaditanos, tapeamos el la cervecería 100 montaditos, junto al famosísimo y poco explotado acueducto romano. Pienso que si Segovia estuviese en Italia sería la cuidad más visitada del mundo, nos vendemos poco y mal. Tras la comida bajamos a Ávila y enfilamos las carreteras nacionales que nos llevan de nuevo a la Autovía de la Plata. Un trayecto muy largo, pero lleno de maravillas a cada paso.

 

En el debe, la imposibilidad de visitar ciudades como Plasencia, Cáceres, detenernos en pueblecitos como Piedrahita, hubiéramos necesitado cien días más de viaje. España es impresionante.

Otra cosita, poder circular por autovías de toda España, de punta a punta y que seamos los gaditanos los que tenemos que pagar peaje por salir de nuestra provincia vía Sevilla, gracias al jugoso negocio que representa para unos pocos, es algo que no puede mantenerse ni un solo día más.

Fotos: Sara García Mera. 

Más…

Real Gastro 210. Un lujo sin que tiemble la cartera.

Encontrar un sitio donde comer bien, de manera diferente y a un precio muy asequible es una rareza hoy en día.

En Puerto Real, (Cádiz), en Marina de la Bahía, encontramos uno de esos lugares donde comer es una delicia y donde el trato, el plato, la presentación y la amigabilidad del entorno son una maravilla.

Ven y ya me contarás.

Imagen: tubal.blogspot.com

Zahara de los Atunes.

Atunes en el paraiso es una canción escrita por Javier Ruibal para la película Atún y chocolate, rodada en Zahara de los Atunes y dirigida por Pablo Carbonell

Sara, que quiere dedicarse a esto de la fotografía, ha tomado algunas instantáneas de este “paraíso protegido por el levante” como la definió Joaquín Sabina.

Playa de Zahara.

Olas de agua cristalina.

Entrada al pueblo y calle principal (travesía)

Desde nuestro patio.

Hotel

Fortaleza amurallada de Zahara.

Material veraniego.

Antes de las ocho.

Entrada

Vapor hundido en la playa de Zahara. 

Imágenes: Sara García Mera.

Referencias: