Un año con nosotros.

Oye ha crecido.  Durante este último año se ha convertido en un gran perro.  Cariñoso, afable, simpático y tranquilo. Le gusta muchísimo disfrutar de la playa, jugar y nadar.

Aquí en varias imágenes tomadas ayer en La Cala del Aceite, en Conil de la Frontera.

Anuncios