¿Por qué sigues?

Pues porque no estaría tranquilo en el sofá de mi casa, viendo lo que se ve y escuchando lo que se escucha. Porque es necesario que nos impliquemos y seamos protagonistas de nuestras decisiones y porque hay que hacer todo lo posible por dejar a la próximas generaciones una España y por tanto una Andalucía, mejor que la que tenemos actualmente.

Porque hay una cuarta parte de la población andaluza en riesgo de exclusión social y porque la pobreza cultural, económica y social es terrible, más, si pensamos en las posibilidades que esta tierra tiene. Porque es mucha la riqueza dilapidada en tantos años de una organización caótica de las administraciones públicas y en un despilfarro constante de una gentuza que ha tirado el dinero de todos. Porque no es excusa pensar en lo que hemos progresado, sino que es necesario pensar en cómo deberíamos estar si las cosas se hicieran bien.

A veces, los compañeros y amigos más cercanos me han comentado entre burlas y el choteo típico de los andaluces que lo deje, que no merece la pena, que me equivoqué de partido y que no vamos a ningún lado. Que debería haberme ido ya o cambiarme a caballo ganador y que quién me manda meterme en estos fregados, dejando incluso trabajos que me dan buenos beneficios económicos por esta historia…

Pero es que no se trata de eso… se trata de que hay principios que defender y de que cuando pase el tiempo, en un futuro no muy lejano, me gustará pensar que lo intenté. ¡Y que lo conseguimos!

mingote-vote-a-gundisalvo

Tres maneras.

FOLLETO TODOS 1

Hace ya unos meses tuve la oportunidad de encabezar la lista de UPyD como alcaldable  en las elecciones municipales de 2015 por Puerto Real. En algunos foros y debates que pude mantener con mis vecinos, insistí en intentar hacerles llegar el mensaje que nuestro programa electoral tenía recogido y la manera en que queríamos hacerlo aplicar si los ciudadanos nos daban su voto.

Por lo que pude observar, la mayoría de los partidos políticos siguen pensando en hacer la vieja política, (política que sigue teniendo sus defensores a la vista de los resultados electorales) la política desfasada, no tanto por el mensaje o los proyectos en sí, sino por la forma en que querían ponerlo en marcha atribuyéndose la razón absoluta frente a la inexperiencia, estupidez o mala intención que  les suponen siempre a los otros partidos. Es una política de enfrentamiento y no de entendimiento, y por desgracia en multitud de partidos, basada en la construcción, en el megadesarrollo de piscinas de agua salada, construcciones de complejos deportivos… cuando la mayoría de los problemas de los ciudadanos no van en esa línea, sino en solventar las necesidades más básicas como la limpieza, la seguridad, la protección del pequeño comercio local… atosigados además por las carencias en materia económica.

Hoy en día, a nivel local, las diferentes visiones sobre cómo hacer política podrían limitarse a tres, que básicamente, resumo así:

1. La política que te viene impuesta desde fuera. Es la política basada en cifras. Son los grandes datos económicos los que mandan y los que son el origen de la aplicación de unas medidas concretas casi siempre relacionadas con el déficit, la deuda…. es lo que todos hemos oído alguna vez como las condiciones que la Troika le impone a tal país como base de su rescate…. y que suele tener consecuencias trágicas para la población y los servicios sociales. Esta es la situación a la que un desastroso gobierno en cuanto a la gestión económica nos puede llevar como parece que es el caso. 20150518_politica_programa_pa_piscinas-600x424

2. La política hecha por partidos que tienen, por supuesto, las soluciones únicas y mejores para los problemas de los ciudadanos. Es llamativo ver cómo la propuesta que se tiene para reactivar una zona, barrio… del municipio es la única posible en cada partido y nunca otra propuesta es aceptable del todo, eso sería dar la razón a otra formación y en política eso no se lleva. Siempre, los equipos de cada partido han estudiado las posibilidades existentes y no hay mejor solución que la que se le ha ocurrido a ellos. Los demás, ya se sabe, no entienden de esto o proponen cosas disparatadas.

Basta echar un vistazo a los programas electorales de cada partido (de los que los tengan a disposición del vecino, que esa es otra, ni IU, ni Partido Andalucista los tenían activados en sus páginas web…) para evidenciar coincidencias en las actuaciones e ideas, incluso en dos formaciones tan separadas en lo ideológico como podemos y el partido popular. Algunos programas están calcados respecto a las actuaciones en zonas concretas o respecto a la visión de las soluciones a aportar en tal o cual asunto. Por ejemplo, los programas de Equo, PP y de Podemos tienen muchas coincidencias “casi” perfectas.

De ahí que defendamos, como hemos hecho siempre, una política de pactos puntuales y acuerdos concretos.

3. La política hecha no para los ciudadanos, sino con los ciudadanos. Las políticas participativas que se apartan del ladrillo y los megaproyectos para ir al asunto concreto y cercano. Muchos ayuntamientos de grandes ciudades están proponiendo esta forma de hacer con los denominados presupuestos participativos. Algo que por desgracia, está muy alejado de la realidad de Puerto Real.

Tarea difícil

No es mi intención ser negativo. Soy un enamorado de Puerto Real y de la forma de vivir que aquí se puede disfrutar. Por eso me duele y denuncio. Me da mucha pena que las posibilidades que tenemos para ser el centro de comunicaciones y por tanto, un núcleo económico fundamental de la provincia, no se aproveche y sigamos estancados.

Esta es una muestra fotográfica del estado actual de Puerto Real breve y sencilla, que tiene una validez muy limitada, pero que da idea de las realidades que nos quedan frente a las grandes promesas de sueños imposibles que algunos partidos nos querían vender hace poco más de tres meses, cuando hablaban de piscinas de agua salada y construcciones de puertos, aparcamientos… basándose en el modelo del ladrillo que ha fracasado estrepitosamente y que nos ha llevado al lugar donde estamos.

piscina municipal verano 2015

Instalaciones de la piscina municipal de Puerto Real.

contenedor aceite

Contenedor de la calle Rosario. Reciclado de aceite.

Es una situación difícil. Es complicado mantener las pocas cosas que nos van quedando (ya no solo el pequeño comercio, incluso grandes marcas como Lidl o Kiddy´s Class han cerrado sus establecimientos en la localidad) sino que es fácil entrar en un círculo vicioso en el que ante la dejadez y la suciedad, unidas a la falta de recursos por una deuda que nos asfixia, provocan la huida de posible inversores, la falta de compromiso con la ciudad por parte de sus propios habitantes, el abandono del escaso turismo que podemos estar recibiendo y la marcha de nuestros jóvenes hacia otros lugares de ocio y diversión.

Se hace necesario que retomemos el pulso de una localidad que se ha abandonado a su suerte por parte de los últimos gobernantes y que seamos los ciudadanos los que apoyemos el resurgir de nuestras calles y barrios. Tenemos que hacer lo imposible por cuidar nuestra imagen, por apostar por nuestro futuro y por el de nuestros hijos e hijas y para ello es vital que se reanuden eventos deportivos y culturales que sirvan de abanderados del cambio social como por ejemplo, torneos internacionales de ajedrez, semanas culturales, teatro en la calle, competiciones de primer nivel como pueden ser las regatas a celebrar en nuestra bahía y explotación de recursos de la llamada economía verde. El proyecto de peatonalización del centro puede ser una solución parcial que reactive esa zona, pero se necesita un proyecto a mayor escala con varios frentes abiertos. Tenemos que retomar la iniciativa y mediante el asociacionismo y la vida en los barrios, mejorar las perspectivas sociales y económicas de Puerto Real y para eso, la ciudadanía debe comprometerse.

Real Gastro 210. Un lujo sin que tiemble la cartera.

Encontrar un sitio donde comer bien, de manera diferente y a un precio muy asequible es una rareza hoy en día.

En Puerto Real, (Cádiz), en Marina de la Bahía, encontramos uno de esos lugares donde comer es una delicia y donde el trato, el plato, la presentación y la amigabilidad del entorno son una maravilla.

Ven y ya me contarás.

Imagen: tubal.blogspot.com